Seleccionar página

En julio de 2015 entró en vigor la Norma UNE 60670 sobre “Instalaciones receptoras de gas suministradas a una presión máxima de operación (MOP) inferior o igual a 5 bar”.

Esta modificación de la norma implicaba la obligatoriedad de adecuar a los nuevos materiales las instalaciones receptoras de gas. Afectando a los tipos de tuberías, elementos, accesorios y sus uniones, y a los dispositivos de seguridad, según el material y presión.

La publicación de la norma permitía que durante 6 meses pudieran coexistir las dos normativas. El pasado 2 de enero finalizó el plazo para la coexistencia de ambas y a partir de esa fecha la Empresa Suministradora debía realizar la inspección de alta para dar suministro a aquellas instalaciones de gas realizadas y certificadas en fecha anterior al 2 de enero de 2016, y además exigía al usuario que adecuara la instalación a la nueva norma UNE 60670.