Seleccionar página

Definición de cortocircuito: ¿Qué es?

Un cortocircuito es básicamente un problema en una línea eléctrica originado habitualmente cuando dos polos opuestos entran en contacto, esto provoca una descarga que la propia línea no puede sofocar, provocando un cortocircuito en el sistema eléctrico.

La diferencia de polaridades entre los dos polos que entran en contacto es lo que hace que la línea colapse, si no se cuenta con una cobertura aislante el cortocircuito puede convertirse en un verdadero riesgo.

Lo que en realidad provoca el cortocircuito es la anulación de la resistencia eléctrica, la causa es, como decíamos, la unión de dos polaridades diferentes y la falta de protección aislante, este es el significado de cortocircuito concreto. La consecuencia más peligrosa es la subida repentina de temperatura, que en los casos más extremos pueden llegar a provocar incendios por contacto con las superficies anexas a la instalación eléctrica.

¿Cómo podemos evitar un cortocircuito en nuestro hogar?

Evitar un cortocircuito en casa es posible si se siguen una serie de recomendaciones. Un cortocircuito en la lavadora o un cortocircuito en un enchufe es más común de lo que pensamos, y en la mayoría de los caso se podrían evitar.

Estas son algunas precauciones que podemos tomar en casa para evitar cortocircuitos:

  • Desconecta los aparatos eléctricos que no vayas a utilizar inmediatamente.
  • Evita que los cables, enchufes, etc, entre en contacto con agua y otros líquidos.
  • Mantén los cables de los aparatos en buen estado y cambia los que no estén en perfectas condiciones.
  • Repara y mantén el cableado de tu vivienda y en caso de ser necesario, la instalación eléctrica del edificio.
  • Instala los enchufes en lugares espaciosos, alejados de los muebles.

Estos accidentes son muy comunes en las cocinas, por ejemplo, evitar un cortocircuito en la campana extractora también depende de nosotros.